domingo, 1 de mayo de 2011

Obscuridad




De licor esta copa se ha vaciado,
El hambre tan voraz ya se ha saciado.
La ilusión extraviada y el fracaso
sabor extraño son en este vaso.

La mano que se extiende no conoce
en esa oscuridad sabor y goce.
La mirada no encuentra luz alguna,
la palabra se pierde entre la bruma.

El silencio es profundo y de tal clase
que no puede romperlo ni una frase.
Y el oído se esfuerza y  se adormece
esperando un andar que no aparece.

A callar, a no ver y a no tocar,
el corazón se puede acostumbrar.
Se acostumbra  poco a poco a morir,
ya que eso, al fin y al cabo, es el vivir




7 comentarios:

Syd dijo...

Vivir, eso que es tan subjetivo, no lo se, pero creo que si aceptaramos que todo tendra un fin, no seria ser fatalista, sino estar concientes que justo por eso es que debemos disfrutar y respirar cada instante que tenemos.

Amores, pasiones, experiencias buenas y malas, pero vivirlas y sacar algo de cada vivencia, eso seria, para mi, un "vivir" mas sano.


Un besote Nora!

Nora dijo...

Es verdad Syd así es la cosa
Yo digo que hay que ir hacia la muerte viviendo cada día y no muriéndolo.
Es solo un verso no necesariamente un sentimiento
Un beso

Adolfo Payés dijo...

Me gusta la fuerza que de tu poesía brota.

Es un placer haber encontrado tus letras..

Un abrazo
Con mis saludos fraternos de siempre...

monik dijo...

Sin palabras Nora. Hermoso y triste.
Un abrazo!!

MariluzGH dijo...

Así exactamente es la vida :) tan bellamente expresado con tus versos :)

abrazos

Nora dijo...

Asi es Mariluz es asi y es una suerte que uno lo olvide y solo yome conciencia de aratos. Si el pensamiento de finitud fura constante dificil se nos haría seguir adelante
abrazos te devuelvo y con alguno me quedo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer haberme pasado de nuevo por tu casa. Ya tenemos aquí el finde...

Saludos y un abrazo.

Related Posts with Thumbnails