jueves, 5 de mayo de 2011

Ernesto Sábato




Murió Ernesto Sábato, un grande de la Argentina, no sólo como literato sino también como pensador.
Escribió únicamente tres libros de ficción pero muchos ensayos donde volcó su pensamiento preciso, su compromiso político y social y sus ideas y opiniones sin condescendencia, especulación o duda.
Recibió muchos premios a lo largo de su vida.
Lo seguían los jóvenes, lo admiraban y lo escuchaban.
Le tocó un trabajo durísimo que le encomendó el presidente de la república, primer presidente electo después de años de dictadura militar: fue nombrado presidente de la CONADEP, comisión para investigar los crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno de facto.
De esa investigación resultó el informe llamado "Nunca Más", tremendo  y doloroso libro para los argentinos.
Tenía 99 años, era su tiempo seguramente pero queda uno con la idea de que algunas personas deberían poseer la inmortalidad
Descanse en paz don Ernesto, usted lo merece y quiero creer que merecimos su grandeza.

5 comentarios:

MariluzGH dijo...

Su pensamiento, querida amiga, nos queda para seguir alentando a las generaciones futuras... yo leí poco de él y hace años de eso, pero al ser siempre nombrado como referente para el mundo le conocía y admiraba.

Me preguntas si leí 'La sombra del viento' y sí... maravilloso ¿verdad? esa prosa tan fluida y detallista que nos hace conocer aquella Barcelona -sin haberla vivido- y su maravilloso "cementerio de los libros olvidados" es ¡¡maravilloso!!

dos abrazos, Nora :)

Nora dijo...

Gracias Mariluz, abrazos para vos también
Em cuamto a La sombra del viento además de todo eso que detallás me gustó que cada personaje del libro es una novela más o podría serlo, muy ricos los personajes en sí mismos

Syd dijo...

No quiero ser hipocrita o subirme al coche como muchos, realmente poco conoci de su obra, pero no se necesita mucho para saber y doler por alguien que entrego su vida al pensamiento, que vaya que en estos tiempos gente asi no abunda.

Y personas como el, vaya que si deseariamos que fueran inmortales, perderles es como dejar un hueco en la civilidad del pensamiento, y mas de eso no necesitamos ahora.

En paz esté, un grande!


Besote Nora!

Montado de un Huevo dijo...

Creo que Ernesto hace bastante que se gano un lugar en la inmortalidad.



Saludos!
El Huevón

Ricardo Miñana dijo...

Nos dejó un gran pensador, la literatura ha perdido un grande.
te dejo mi saludo y feliz semana.
un abrazo.

Related Posts with Thumbnails