lunes, 4 de enero de 2010

El mate



Muchas gracias a todos los que me acompañaron en esta rueda de mates.

Ya se enfrió el agua, está lavada la yerba, sólo nos queda el recuerdo de una tarde o una noche entre amigos y la promesa de volvernos a reunir y con la excusa de matear contarnos algunas cosas que el otro querrá escuchar
*********************

Cuando nos entregan un mate el gesto de aceptarlo implica agradecimiento, no es necesario dar las gracias. Eso sí, cuando no se desee tomar más ahí sí es el momento de agradecer, de no hacerlo se estará condenado a tomar mate eternamente y el que lo ceba a cebarlo también eternamente. Sucede a veces que la compañía no es tan grata, que se la atiende por compromiso y entonces uno está deseando que el otro diga "gracias", por ejemplo cuando la madre le dice a una "¿Por qué no le cebás unos mates a la tía Marta?" y la tía Marta va por el mate 17 y no dice" gracias " y una que tiene diez o doce años y cosas más interesantes que hacer se esfuerza con el pensamientopara trasmitirle en ondas telepáticas el tan ansiado "gracias"

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

El mate.. cuanto aprendo contigo..


Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas una excelente semana..

Sauce Llorón dijo...

Hola Nora, espero que todo vaya bien, se te echa de menos.
Un beso

Old_Fashioned_Lover_Boy dijo...

ya no hay mas textos????

Related Posts with Thumbnails