sábado, 5 de febrero de 2011

Dije en la entrada anterior que me hacía eco de las palabras de Reina de buenos Aires en el Manifiesto por la Solidaridad.
El manifiesto fue redactado en este blog http://manifiestoporlasolidaridad.blogspot.com/
no lo escribió Reina pero podía haberlo hecho con toda seguridad. En mi apuro por compartir su deseo de volver a publicarlo lo "dije" de ese modo

Ahora bien:

Quiero decirles a todos los que han comentado esta entrada que a veces me abruma la más terrible desesperanza. Me parece que los que atendemos a estas cosas somos los de siempre, los que poco y nada podemos hacer y que los que pueden hacer mucho no tiene oídos,ojos ni boca para intentar solucionar los males que aquejan a la humanidad.
Por supuesto, no dejaremos de luchar con las pocas armas de que disponemos, con manifiestos, con protestas, con organismos no gubernamentales, con solicitadas, declaraciones o reportajes y acercando no solo las manos sino el corazón a todo grupo social de riesgo pero, no puedo dejar de pensar que, por ejemplo y sin ir más lejos en nuestro país hay desnutrición infantil, un país en donde se planta un palo de escoba y le crecen ramas.
Sé que hablamos de algo más grande, sé que hablamos de países en guerras tan constantes como irracionales (como si las hubiera de otra clase) pero en general todo tiene que ver con lo mismo: con intereses que están lejos de las necesidades básicas del ser humano, es decir: el dinero.
Las guerras son un buen negocio, para unos pocos, pero un buen negocio al fin, las religiones son un arma de sometimiento y de poder y en la mayoría de los casos  una cuestión de dinero también.
De una u otra manera, o ideológica o económicamente la humanidad parece estar siempre sometida al designio de unos pocos. No hay que ir muy atrás en la historia para comprobar esto, basta ver como gracias a las cruzadas se empobrecieron las ciudades de Europa, se obscurecieron económica y culturalmente En vez de crecer y enriquecerse en un promisorio desarrollo y avance se vieron empobrecidas y abandonadas mientras sus señores se dedicaban a "cazar" infieles.
Se ve tan absurdo que daría risa si no fuera tan trágico el padecer de los pueblos sometidos al destino de la ideología disparatada.

3 comentarios:

MariluzGH dijo...

Aún así debemos seguir gritando y reclamando la justicia social para todos los pueblos ¿verdad?...

abrazos solidarios

Nora dijo...

Asi es Marilluz la humanidad somos todos y todos debemos cuidar de todos y procurar el bienestar básico, aun a pesar de esos pocos

Syd dijo...

Desafortunadamente ha sido, es y seguira siendo asi (me temo), que los poderosos quienes en verdad pueden poner en movimiento todas las iniciativas que cambiarian muchas perspectivas, resultan ser los menos interesados en que las cosas cambien.

Pero bueno, uno por su parte pone su opinion a traves del medio que logre su alcance, y si de armas hablamos, internet es el medio mas accesible y libre de censuras (con sus excepciones, claro, miren Egipto) asi que sigamoslo utilizando para decir lo que pensamos y leer a gente que dice las cosas como son, sin lineamientos ni temores burocraticos.

Besote Nora, es bueno verte.

Related Posts with Thumbnails