lunes, 28 de junio de 2010

¿Hablar o callar?






Siempre creí que todo podía ser dicho si se sabía como decirlo
Ahora pienso que es preferible callar a herir a otros, sin embargo el silencio está, muchas veces, lleno de voces nacidas de la imaginación que desfiguran la realidad de los hechos. ¿Que habremos de hacer entonces? ¿Callar dejando abiertas las puertas de
lo supuesto o hablar y desnudar el alma aunque se muera de frio?

17 comentarios:

Natacha dijo...

Aquella sabia frase que dice: "Si tus palabras no son más hermosas que tu silencio... no digas nada". Creo que define bien la frontera entre ser franco y ser un bocazas...
Un beso, preciosa.
Natacha.

Corazón y Pluma dijo...

Yo siempre he sido muy sincera, cuidando, eso sí, el modo y la manera en que digo las cosas para no herir a mi interlocutor... Pero, con el paso de los años, también he descubierto que muchas veces he dado explicaciones a quien no las merecía, olvidando ese dicho de que "no hay mayor desprecio que no hacer aprecio, porque el aprecio tiene un gran precio"... Y esa se ha convertido en mi referencia para saber cuándo debo hablar y cuando, como dice Natasha, mis palabras, al no ser más hermosas que el silencio que voy a romper, deben ser calladas...

Pero con mi gente, con la gente que amo y que me quiere, creo que la sinceridad debe estar siempre por encima de todo, cuidando los modos y las manereas... Porque la sinceridad es un pilar básico del amor, y su ausencia puede ser peor que la suposición de que apuntar un error en un ser querido puede llegar a herirle... Ahí entra el cariño en la forma de decirlo, pero creo necesario hacerlo como forma de manifestarle tu querencia, porque no es crítica lo que haces, sino puesta en evidencia para ayudarle a corregirlo...

Gracias por tu visita a mi rinconcito literario... Gracias por tus lindas palabras... Y, aunque no te he localizado en mi casillero de seguidores, yo te sigo en todos tus blogs... ¡¡¡Porque me han encantado y quiero seguir a tu lado!!!

Un beso y una flor

María dijo...

Yo creo que si se vá herir a alguien, lo mejor es callar, pero sobre todo, hay que medir las palabras, porque a veces son como cuchillos afilados.

Un beso.

Nora dijo...

Natacha el silencio es una de las mayores y mejores virtudes del ser humano
Hantanta gente que habla por hablar, que no sabe o no puede estar en silencio y es lamentable abrir la boca para nada
Un beso

**********************************+
Mira Corazón y Pluma hay mucha razón en tus palabras pero a veces no sabe uno si hablar es preferible a callar más que nada cuando se desnuda el alma con lo que se dice o se cierra el corzón cuando se calla

No encontré un casillero de seguidores de tu blog o no supe encontrarlo, si me explicas me pond´re, de todos mododos siempre ando por allí para leerte.
Saludos
***************************
Así es Maríaes preferible morderse mil veces la lengua antes de clavar esos cuchillos afilados en un semejante
Un abrazo

Corazón y Pluma dijo...

Tienes razón, estuve reflexionando después de haber comentado... Hay veces que, hasta con los seres queridos, y precisamente porque les quieres, es mejor callar ciertas cosas que sabes que, aunque se lo digas con cariño y buscando el mejor momento, les vas a hacer daño... Con nuestra gente sí que hay que aplicar cuidadosamente esa preciosa frase que se dijo al principio: "si no tienes algo que decir que sea más hermoso que la belleza del silencio, entonces calla"... Con el resto, cada una que aplique su propia filosofía, pero yo eran de las confiadas ingenuas y crédulas que abría mi corazón tras poco tiempo de relación, y me las han dado tantas y tan gordas, que tengo la cara como un bollo de pan... Y en ese ámbito aplico que "cada una en su casa y Dios en la de todos", porque no sería ni la primera, ni la décima, ni la vigésima vez que, después de "te quiero, amiga", se haya utilizado en mi contra intimidades que conté en confianza... Y desde que aprendí la lección, "en boca cerrada no entran moscas"...

Y... ¡¡¡FELICIDADES, NORA!!! Conseguiste hacerte del club de Alma, corazón y pluma... ¡Y yo soy feliz de tenerte con nosotr@s!

Un beso emocionado y la flor de la fraternidad!

Corazón y Pluma dijo...

Querida Nora:

Tal vez tú seas una de las pocas personas afortunadas que son conscientes del devenir de la vida y de las pequeñas y sencillas cosas de cada día... Y esa conciencia es la que te permite ponerte como objetivo alcanzar "empresas más grandes", como tú dices"...

Pero, desgraciadamente, lo más frecuente hoy en día, es que apenas nadie valore la belleza de un simple amanecer, ni valore que ello implica que esa nueva salida del sol es una nueva oportunidad para comenzar una nueva vida, si lo necesita, o para cambiar aspectos de la suya, si es preciso, o para llenarse de alegría por el simple hecho de estar vivo otro día más; pregunta a un ejecutivo cuándo fue la última vez que se tumbó en el campo simplemente a ver las estrellas en una loche de luna nueva, o a jugar con los niños en un parque, o cuándo se sentó en un banco con un anciano solitario y con cara de tristeza para hablar con él...

Esas son las pequeñas cosas de la vida que, hoy en día, ni se ven ni se valoran, y que quienes las vemos y las valoramos, nos llenan el corazón de alegría y felicidad... Porque, antes de plantearme el objetivo de "alcanzar metas más altas", creo que tengo mucho que hacer en el entorno que me rodea: regalar sonrisas a mis vecinos, ayudar a mi vijita que vive en la puerta de al lado a subir la compra, ver como se pone el sol abrazada a mi pareja, oír el canto de los pajarillos por la ventana (que la tengo justo al lado del ordenador), dar unos euros o comprarle un bocadillo a un hombre que me dice que no tiene nada para comer, preguntar con dulzura y suavidad a alguien que veo llorando en la calle o en el metro, tender mi mano a quien tropezó y se cayó y nadie ayuda a levantarse... A esas pequeñas cosas me refiero, cosas a las que al día de hoy, en un mundo materialista, individualista y egoísta como es el que nos ha tocado vivir, no sólo no se ven, sino que si se las hacemos ver, se ríen a carcajadas diciendo que son "tonterías"...

Yo amo sin esperar ni pedir nada a cambio... Y el amor no quiere importancia personal... Por eso, las grandes empresa no me atraen... O si entiendes por tales, tengo apadrinado un niño uruguayo y hago donaciones a las ONGs cuando puedo... Pero creo que eso también son pequeñas y sencillas cosas de la vida que me hacen feliz y me llenan el corazón de alegría...

Un beso y una flor, mi querda Nora!

Nora dijo...

Querida Corazón y Pluma creo que lo tuyo radica en que consideras pequeñas cosas de la vida a las realmente pequeñas y a las grandes tambien Es bueno eso, muy bueno, quiere decir que es el alma la que nos dicta la vida. Todo lo que se haga con el alma puesta en ello será siempre una grandeza.
Sin embargo tengo cierta resistencia a considerar todos los sucesos de la vida con la misma importancia.
Ultimamente a la gente le dio por decir que hay que hacer las cosas con amor y no creo que palabra de tan enorme significado deba usarse para preparar, por ejemplo, la comida, aujnque esta sea para nuestros seres queridos,
No sé si podés comprenderme, no le resto importancia pero creo que hay una escala de valores relativos y cada ocasión, cada hecho debe recibir la importacia adecuada.
Bueno es un tema muy largo para desarrollarlo, aquí en los comentarios, estariamos muy bien charlando en un bar, café por medio
Un abrazo

Lola dijo...

Nora, creo que a veces lo mejor es decir algo como para que el otro se de cuenta solo de lo que uno quisiera decirle. Si esta abierto a escucher lo hará, y si no, por más que le digas lo que le digas no va a entender nada y se va a enojar encima.

Gracias por pasar por el blog, aunque te invito a éste:
http://seraquenohecomprendido.blogspot.com/
que sí es "mi" blog, el otro es un pequeño anexo.
Me gustó tu sitio, me encantó el nombre, es cierto las noches son nuestras.
Sobre la nota que me dijiste pasame el link porque no la encontré, amigo es una cosa AMIGO es otra. en face la palabra amigo es sinonimo de contacto no otra cosa. Vivimos en la posmodernidad, hay que adaptarse, Un beso y gracias por pasar y comentar.

Corazón y Pluma dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo esta vez, Nora: como dicen, "si no tienes Amor, no tienes nada"... Porque, sin amor, la vida carece de sentido... Y fue el mayor y más hermoso regalo que nos hizo quien nos creo: hacernos Seres de Amor... Aunque la mayoría lo ha olvidado, ha olvidado la vida en armonía, en fraternidad, en paz, el "ama a los demás como a ti mismo", el "trata a los demás como te gustaría que te tratasen"... Dicen que faltan (o sobran) muchas cosas en esta tierra, pero lo que yo creo es que sólo falta un: EL AMOR ENTRE TODOS LOS SERES HUMANOS...

Un beso tierno y la rosa del amor...

reina dijo...

Creo que había pasado por este blog y miré sólo las páginas de arte...
Hoy encuentro justo un tema que me toca duro...
Hablar o callar...? creo que cada circunstancia debe ser evaluada de forma precisa... es feo dañar a alguien con palabras... pero la verdad debe ser dicha aunque duela...
Yo prefiero recibir una verdad dolorosa que una mentira o un silencio...
Como vos bien decís, el silencio está lleno de voces nacidas de la imaginación... cómo saber si desfiguran los hechos cuando los hechos no son conocidos... cualquier cosa es posible... quizás no los desfiguren... entonces porqué dejar que la imaginación suponga hechos errados, muchas veces más dolorosos que la misma verdad...?
No es eso una crueldad...?
No comprendo la mentira... y el silencio es una variante igualmente dolorosa...
Más de una vez vamos a darnos cuenta que era mejor la verdad... y en esos casos el alma en lugar de morirse de frío puede llevarse una sorpresa...
Pero es más fácil callar y mentir escudados en no dañar, que enfrentar al otro con una verdad aunque sea dolorosa...

Perdón si me excedo en el comentario pero justamente este tema me toca muy de cerca... el silencio y el engaño me duelen más que cualquier verdad...
Siento que se desvaloriza mi capacidad de entendimiento... algo así como "para qué te voy a contar si vos no me vas a entender"... es casi hasta como un mal trato...

Perdón pero vos preguntaste en tu post y yo sólo respondo con mi corazón... no sé hacerlo de otra forma... tengo un nudo en la garganta y húmedos los ojos...
Tanto así me duele...!!!

Hablar de frente es siempre la mejor manera... no hay malos entendidos ni hechos desfigurados... sólo la realidad...

Perdón otra vez por tomarlo de forma personal... decirlo de esta manera me ayuda un poco a mitigar el dolor... aunque sólo dure un instante...

Ya leeré los otros post... y prometo ser más medida...
Un beso

reina dijo...

Te había dejado un comentario bastante largo sobre cómo es preferible decir la verdad... pero creo que blogger decidió que era demasiado extenso y dió error... no lo publicó, ni lo guardó... aunque hay otros más extensos que el mío...
Quizás sea mejor así... quizás lo repita mañana... en dos partes por las dudas... no lo sé... hoy ya es tarde... me voy a dormir...
Te dejo un beso...

Nora dijo...

Querida Reinacreo que el comentario largo al que te referís es este que figura más arriba, me llegó hoy.
No pidas disculpas por la extensión de tus comentarios, estamos conversando y yo he aprendido a ejercitar una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener: sé escuchar

Nora dijo...

algo así como "para qué te voy a contar si vos no me vas a entender"... es casi hasta como un mal trato...

Esto es cierto Reina es así, creo que todo puede ser dicho si se sabe como hacerlo, no hay porque herir con las palabras, lo que sucede s que muchas veces lo que las palabras encierran si duele
Este post mio se refiere especificamente a no poder poner en claro las cosas y dejar que la imaginación se apodere de nuestro razonamiento y nos invente historias que no existen por no haber tenido el valor de preguntar si esas historias que imaginamos existen o no. Eso era todo pero me alegro muchísimo de que haya tenido varias interpretaciones porque me permite escuchar las diferentes opiniones de todos ustedes que me enriquecen. Lamento tu dolor, hay algo personal siempre en todo lo que escribimos aunque no lo admitamos
Un abrazo

reina dijo...

Ese es mi comentario, sí, creí que no había salido porque me dió un mensaje de error de extención... pero aquí está...

Claro que se puede preguntar... pero muchas veces no recibís respuesta... o la respuesta simplemente es "más adelante" y ese más adelante nunca llega... y es cuando te das cuenta de que simplemente se deja pasar el tiempo para que la situación se olvide... pero no se olvida... el que espera siempre desespera...

En mi caso puedo decirte, que la peor de las verdades no será más dolorosa que todo el silencio...
Por lo menos será la verdad y no una sarta de suposiciones...

Te aseguro que yo también sé escuchar... aunque me han acusado de lo contrario... pero no debo ser creíble cuando digo que puedo entender cualquier cosa porque al fin sólo recibo silencios o mentiras...

Perdón... pero pocas cosas me enojan tanto como una mentira...
Si soñamos con un mundo mejor, debemos empezar por ser sinceros y hablar de frente...

Sé que no voy a lograr para mí con todo esto... pero quizás evite que se haga daño a alguna otra persona..

Nora dijo...

Totalmente de acuerdo Reina
Es más te diré que yo no sé mentir y además tengo miedo de hacerlo porque sé que voy equivocarme y el dolor del otro cuando descubre que le han mentido es enorme

reina dijo...

Eso es lo que digo Nora... el dolor que causa la mentira es peor que cualquier verdad por dolorosa que sea... pero parece que es más fácil callar... :(

Hernan dijo...

" Con la verdad no ofendo ni temo "
lo dijo Gervasio Artigas en el siglo XIX, y cuanta verdad hay en eso, lo tomé en cuenta y siempre digo la verdad porque en esa forma me siento libre, mas fuerte, se respira mejor.
Yo no tengo blog, soy seguidor de Nora, me gusta como piensa y escribe y me encuentro con comentarios como los de Reina, Corazón y pluma, y Natacha que en verdad enriquecen, que tema este, no ?
Es verdad que si nuestras palabras no son mas hermosas que el silencio debemos callar y es verdad que buscar las palabras y la forma de decirlas nos da la posibilidad de decir cosas que a nosotros mismos nos lastiman, también reconozco que mas de una vez callé para no herir y también sufrí el dolor de descubrir que me mentian.
Creo que nosotros sabremos decir nuestras verdades pero lamentablemente la mayoria de la gente, no, porque la verdad ya no es moneda corriente.

Te dejo un beso

Related Posts with Thumbnails