martes, 8 de diciembre de 2009

Rio de la Plata


Río manso, traicionero,
río tibio, sangre turbia,
del sol, la cresta rubia
y plateado mensajero
de la luna, fiel vocero
de los vientos en su furia
*
Gruesos brazos bien bronceados,
hondo lodo acariciante
Quebrada costa inconstante
Largo,verdoso,parado
medio muerto, inclinado
cada junco vigilante
*
Lunares color de piel
cada piedra que te quiebra.
Cada barco como sierra
abre heridas en tu sien
Yen tu vientre, hijo fiel,
cada pez de río y tierra.
*
En tu sed hombres tragaste,
y con hambre una lancha
¿cada cuántas que te manchan
a tu seno te llevaste?
¿Cuánta villa amenazada
que a tus orillas se ensancha?
*
Río manso, traicionero,
río tibio, sangre turbia,
del sol la cresta rubia
y plateado mensajero
de la luna, fiel vocero
de los vientos en su furia.


*****


8 comentarios:

Hiletrados Creativos dijo...

Me gustó el poema, las metáforas, y me recordaron uno de mis predilectos, de V. Hugo, que se llama Oceano Nox



¡Ay!, ¡cuántos capitanes y cuántos marineros
que buscaron, alegres, distantes derroteros,
se eclipsaron un día tras el confín lejano!
Cuántos ¡ay!, se perdieron, dura y triste fortuna,
en este mar sin fondo, entre sombras sin luna,
y hoy duermen para siempre bajo el ciego oceano.

¡Cuántos pilotos muertos con sus tripulaciones!
La hojas de sus vidas robaron los tifones
y esparciolas un soplo en las ondas gigantes.
Nadie sabrá su muerte en este abismo amargo.
Al pasar, cada ola de un botín se hizo cargo:
una cogió el esquife y otra los tripulantes.

Se ignora vuestra suerte, oh cabezas perdidas
que rodáis por las negras regiones escondidas
golpeando vuestras frentes contra escollos ignotos.
¡Cuántos padres vivían de un sueño solamente
y en las playas murieron esperando al ausente
que no regresó nunca de los mares remotos!

En las veladas hablan a veces de vosotros.
Sentados en las anclas, unos fuman y otros
enlazan vuestros nombres -ya de sombra cubierta-
a risas, a canciones, a historias divertidas,
o a los besos robados a vuestras prometidas,
¡mientras dormís vosotros entre las algas yertos!

Preguntan: «¿Dónde se hallan? ¿Triunfaron? ¿Son felices?
¿Nos dejaron por otros más fértiles países?»
Después, vuestro recuerdo mismo queda perdido.
Se traga el mar el cuerpo y el nombre la memoria.
Sombras sobre las sombras acumula la historia
y sobre el negro océano se extiende el negro olvido.

Pronto queda el recuerdo totalmente borrado.
¿No tiene uno su barca, no tiene otro su arado?
Tan sólo vuestras viudas, en noches de ciclones,
aún hablan de vosotros-ya de esperar cansadas-
moviendo así las tristes cenizas apagadas
de sus hogares muertos y de sus corazones.

Y cuando al fin la tumba los párpados les cierra,
nada os recuerda, nada, ni una piedra en la tierra
del cementerio aldeano donde el eco responde,
ni un ciprés amarillo que el otoño marchita,
ni la canción monótona que un mendigo musita
bajo un puente ya en ruinas que su dolor esconde.

¿En dónde están los náufragos de las noches oscuras?
¡Sabéis vosotras, ¡olas! , siniestras aventuras,
olas que en vano imploran las madres de rodillas!
¡Las contáis cuando avanza la marea ascendente
y esto es lo que os da aquella voz amarga y doliente
con que lloráis de noche golpeando en las orillas!

Nora dijo...

Hiletrados
¡Eso es escribir poesía!¿No es cierto?
Y que suerte que el francés sea una lengua latina , se puede conservar mucho la rima en la traducción
Gracias

Sauce Llorón dijo...

Hola amiga, le has dado un ritmo al poema,que me han arrastrado los versos como las aguas caudalosas del río.
Un beso

A.G. dijo...

Excelente descripción de nuestro Rio de la Plata , bien llamado por Borges el Rio color León, por su color y su bravura, me gusta la fuerza que tienen tus palabras se hacen sentir, diría que es comparable a la fuerza de nuestro rio.

Te felicito

Esencia dijo...

Manten la llama de la primera sonrisa,
la caricia innata del abrazo que precises,
lo increible del sueño que te rima
y la tinta que tu siempre necesite.

Manten la fuerza vestida de alerta,
la puerta abierta a los días de sol,
el aroma en flor que tu alma lleva
y la luna llena para noches de amor.

Manten el paso en senderos verdes
esperanzas fuertes donde el cansancio es más,
la mirada vital latiendo en siempres
y que el corazón se llene de Navidad.

GRACIAS POR APOYAR MI BLOG GRACIAS POR ACOMPAÑARME.

ESENCIA

Adolfo Payés dijo...

Me quedo en silencio con tus versos.. preciosos..


Te dejo mis mejores vibraciones y deseos de paz y amor para estas fiestas navideñas y de año nuevo 2010...

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas un feliz fin de semana…

José Ramón dijo...

Excelente poema. Nora un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

impersonem dijo...

Esta descripción que haces del Río de la Plata es magnífica... me ha gustado mucho.

Besos.

Related Posts with Thumbnails