viernes, 24 de julio de 2009

El tiempo de amarte

Se me está agotando el tiempo
de tanto querer amarte.
Yo tengo un cielo de estrellas
y de lunas para darte,
y se me está yendo el tiempo
entre suspiro y palabra.
Mientras tus brazos me esperan
mi boca quiere besarte
y los ojos se me cansan
de mirar hacia la nada
porque no puedo encontrarte
el color de la mirada
en el espacio infinito
de aquello que nos separa.

5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

WOW maravilloso poema.. es extraordinario leerlo en este infinito espacio de la soledad..

Un placer

Saludos fraternos
un abrazo
Que pases un buen fin de semana

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola!
Muy agradecido por tus palabras en mi web, me sirven de aliento y ánimo. Veo que te gustan las fotos que hago, normalmente no tienen mucho éxito y lo que me dices me vale para continuar. También si quieres puedes pedirme alguna de encargo para acompañar lo que escribes, sería para mi un reto de esos que te sientes entre la espada y la pared. Esto sería muy interesante para mi ya que me estimularía, es aquello de ir consiguiendo metas. Una forma de ir avanzando. Me gusta mucho lo que escribes aunque nunca diga nada porque me quedo pensando hasta que me duermo y al día siguiente ya se me ha olvidado. Como te he puesto en mi web para saber cuando pones algo nuevo no me pierdo nada.
Un saludo!

Vivian dijo...

Hola Nora
A veces, cuando escribimos algo, al ser nuestro siempre nos queda esa pequeña duda de cuánto podrá trasmitir, o de qué valor literario podrá tener. Terminamos el último verso, nos sentimos satisfechos, lo volvemos a leer y sentimos que la meta de la inspiración y el desahogo han sido cumplida; ahí viene librarlos al azar, digamos que al lector, y puedo decirte “desde la otra orilla” que tienes una rima, y una creatividad que atrapa. Toda esta perorata es para exponerte que escribes maravilloso, y que sigas adelante.
Un beso

A. G. dijo...

Hermoso, Nora, hermoso!!!

Nora dijo...

Gracias Vivian
Palabras como estas tuyas son la que nos impulsan a seguir adelante. Es cierto eso que decis con respecto a cumplir la meta de la inspiración, hay versos que brotan solos y cuando volvemos a leerlos notamos que no están nada mal.Es este el caso. Nació como una súplica y se convirtió en poema

Related Posts with Thumbnails