martes, 19 de mayo de 2009

En esta pálida tarde

Esta es una poesía con explicación




Hace un tiempo atrás estuve de paseo en una ciudad uruguaya, vi una casa frente al río y esa sola imagen me sugirió la idea de un relato. La cosa iba a ser más o menos así, había un encuentro entre un hombre del lugar y una mujer de paso, y ese amor no podría durar más que un par de días y en esa casa.

Se me ocurrió relatarlo desde la perspectiva del hombre, no sé porque, ni esquizofrenia ni doble personalidad, un delirio interpretativo nada más. La musa de la prosa no se presentó y el cuento no fue escrito (todavía) en cambio la musa de la poesía puso estos versos en la pluma de ese hombre con el corazón cincelado de añoranza.







Quisiera yacer contigo
toda esta pálida tarde.
Me he puesto a mirar el río
que me invitaba a pasearlo
y aquí desde la ventana
miré hacia adentro en el cuarto
y... locura de añoranza
me dejó ver en mi cama
tu silueta dibujada,
hundida apenas la sábana,
y una voz dentro de mi alma
empezaba a murmurarte
" quisiera yacer contigo
toda esta pálida tarde"

Yacer como yace el césped,
como los juncos cimbreantes,
como las piedras del río,
como las nubes del cielo,
como las flores del campo,
suavemente, sólo estando,
rozando si manda el viento,
mirándose si el sol sale,
así desnudos y abiertos
a las luces de la tarde
para saber que te tengo
tan solo para adorarte.

Acariciarte los hombros
con una leve mirada.
Que me beses en los labios
pero sólo con palabras.
Descansar contra tu pecho
y que repose tu espalda,
mientras que las manos hablen
casi, casi sin tocarnos
y descubrirnos lo ojos
llenos de nuevas miradas
que nos desnuden el alma
y nos inunde la calma.

Cobijarte entre mis brazos,
sentir tu piel y tu sangre,
que la curva de tu espalda
para mis manos alcance,
que tu cintura se acerque
a la mía blandamente ,
que tus palmas en mis hombros
tibias y tiernas descansen,
que hablemos muy quedamente,
que durmamos, que soñemos
y que el calor nos invada
con lentitud, sin apremios.

¡ Dios mío cómo quisiera
que el tiempo se nos quedara
dormido bajo las sábanas
en esta pálida tarde!
Que me hables, que te hable,
que me beses y besarte.
Entretenerme los dedos
en tu pelo y demorarme
en la curva de tu cuello
y luego volver a hablarte
para decirte que quiero
sin anhelos de la carne
yacer contigo, muy juntos
toda esta pálida tarde.

9 comentarios:

Hiletrados Creativos dijo...

Me gustó tu poema. Es muy poético, valga la redundancia -no todos los poemas son poéticos -hay intentos de poesía y poesía consumada-. El tuyo tiene un lenguaje fluido e imágenes plásticas con las que juega la mente. Me recordó a Neruda y a Jaime Sabines. Saludos

Nora dijo...

Gracias hiletrados yo también creo que no todos los poemas son poéticos. Cuando uno se apresta a leer un poema el alma y la mente se preparan para cierta melodia, cierta cadencia que no todos los poemas tienen
¿No será demasiado acercarlo a Neruda o Jaime Sabines?

A. G. dijo...

Que dura, es la espera, la ansiedad y la duda, cuando uno ama tanto y no hace otra cosa que profundizar ese sentimiento. Muy lindo, Nora.

Natacha dijo...

Qué bonito... un amor con tiempo. un amor que se acaba... y el deseo de que eso no ocurra...
Me ha gustado mucho,
Un beso, cielo
Natacha.

Hiletrados Creativos dijo...

Hola, paso nuevamente por aquí con el propósito de saludar y devolverte el comentario. Nunca he leído a Horacio de Quiroga. Curiosamente el domingo fui a una librería y allí estaba el libro de cuentos, lo miré y pensé un momento si debería comprarlo pero finalmente lo dejé en su lugar. Lo habría comprado si en el pasillo no se me hubieran atravesado también otros títulos interesantes que deseaba leer con "ansiedad". Quizá en la próxima visita. En cuanto a Sabines, pues es un poeta muy popular en México. Su lenguaje tiene diferentes texturas, colores y olores. Su sentir es sincero y no se complace con simbolismos intrincados, al contrario, busca la sencillez. Te envío un link en donde él mismo lee una de sus creaciones más celebres:

http://www.youtube.com/watch?v=YMU1RKzt9cw

Saludos

Nora dijo...

Gracias voy a ir, ya esuve leyendo bastante de él, me gustó mucho
En cuanto a Horacio Quiroga y sus Cuentos de amor, de locura y de muerte, a mi me gusta mucho pero también quizás sea también porque conozco su biografia y lo sé un hombre apasionado y con el amor, la locura y la muerte en todas sus fibras.
Sé muy bien lo que sucede cuabdo uno entra en una librería
Saludos

paula dijo...

Hola...
No suelo elogiar la poesía "romántica"
Pero esta me gusto...
Espero no molestarte.
;D

Nora dijo...

Cómo podrias molestarme Paula si no acostumbras a elogiar poesía romantica y acá lo estas haciendo
Gracias

impersonem dijo...

Me gustó... ese afán por cambiar el tiempo pasajero y hacerlo eterno.

¿Y por qué sólo podría durar dos días?... Soy un adulto con alma de niño al que le gustan los finales felices...

Besos.

Related Posts with Thumbnails